19/06/2013 Villa Urquiza

Robaron cajas de seguridad en un banco vestidos de judos ortodoxos

Al menos tres delincuentes, uno disfrazado de guardia de seguridad y otros dos de judíos ortodoxos, robaron hoy dos cajas de seguridad de una sucursal del Banco Ciudad del barrio porteño de Villa Urquiza.

El hecho ocurrió alrededor de las 10 en la sede bancaria ubicada en el cruce de la avenida Triunvirato y Blanco Encalada.

Un jefe policial aseguró a Télam que los delincuentes "actuaron disfrazados, ya que dos estaban vestidos como integrantes de la comunidad judía ortodoxa, es decir, traje negro, sombrero de ala ancha, barba y rulos, y el otro se hizo pasar por un empleado de seguridad que iba a revisar el circuito cerrado de TV".

Los voceros indicaron que los ladrones llevaban consigo llaves y lograron abrir y robar el contenido de dos cofres e intentaron abrir otros dos, pero no lo lograron.

Aclararon que los delincuentes en ningún momento extrajeron armas, ni amenazaron a nadie y que huyeron sin que hasta el momento pudieran identificarlos ni localizarlos.

Jackeline, una comerciante que tiene un local vecino del banco, relató a la prensa que cerca de las 10, cuando abrió el negocio, estaban los jubilados haciendo la cola para ingresar a la entidad.

"A eso de las diez y cuarto o y viente empezó a venir la Policía, las ambulancias, y nos entereramos de lo que había pasado", dijo la mujer, que contó que una joven que trabaja en el sector de las cajas le detalló lo sucedido.

"Me contó que habían entrado a violentar dos cajas de seguridad, ellos tenían la llave, pero en realidad querían robar cuatro cajas y redujeron al personal de seguridad del subsuelo", aseguró la mujer.

Luego llevaron a la joven que aportó la llave que siempre tiene el banco para acceder a esa zona y cometieron el robo, mientras que -según la comerciante- en la planta baja y el primer piso nunca se enteraron del asalto sino hasta que recibieron un llamado de la casa central del Banco Ciudad.

La mujer confirmó que los tres ladrones estaban disfrazados y que un cuarto se habría quedado en un auto estacionado en las cercanías de Blanco Encalada y Triunvirato, en el cual la banda huyó tras el robo.

Mientras tanto, médicos del SAME debieron asistir a algunos jubilados que se descompusieron cuando se enteraron de la situación que se había vivido en la entidad, en la cual había mucha gente debido a la víspera del fin de semana largo.

El hecho es investigado por la comisaría 39, la División Robos y Hurtos de la Policía Federal y la Fiscalía del Distrito de Saavedra-Núñez, a cargo del fiscal José María Campagnoli.

En la sucursal bancaria, esta tarde los investigadores realizaban peritajes en busca de pistas de los delincuentes, tomaban declaración a los clientes y secuestraron grabaciones de las cámaras de seguridad. 
etiquetas