17/06/2013 Córdoba

Taty Almeida instó a defender las transformaciones iniciadas en 2003

Taty Almeida, integrante de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, instó a cuidar las transformaciones iniciadas a partir de 2003, al presentar esta tarde en Córdoba el libro que contiene poemas escritos por su hijo, Alejandro, desaparecido en 1975.

"Han sido diez años de una transformación fundamental. Por eso hemos festejado, y cómo, la continuidad de todo lo que inició Néstor (Kirchner) por parte de nuestra querida presidenta, Cristina (Fernández de Kirchner), a la que hay que cuidar y apoyar", aseguró a Télam la dirigente.


Almeida, si bien destacó "la lucha inclaudicable y sin bajar los brazos de los organismos, de los sobrevivientes, de los ex presos políticos, de los exiliados y de tanta militancia", aseguró que "no se lograba justicia en el país hasta que llegó Néstor y tomó a los derechos humanos como política de Estado".

"Ahora, gracias a Néstor, tenemos un Estado presente, y la prueba es que ya no hay marcha atrás, y seguimos juzgando a los responsables y a los cómplices de la dictadura cívico-militar-clerical", subrayó la dirigente.

La política de Estado iniciada en 2003, según Almeida, además "significó un despertar de la juventud, porque los jóvenes no tenían ningún aliciente político ni cultural durante la década de los años `90". 

"Néstor despertó a los jóvenes. Por eso digo, y lo repito, que a Néstor no lo enterramos, sino que lo sembramos. De ahí la juventud que ahora tenemos y que, más allá de las agrupaciones, tomará la posta de a poquito", manifestó la Madre de Plaza de Mayo.


Almeida insistió en que la política emprendida en 2003 permitió la declaración de inconstitucionalidad de las "leyes de impunidad", lo que posibilitó que, a partir de 2005, "comenzaran los juicios, las condenas, la cárcel común, a través de una Justicia legal, jamás por mano propia, lo que reconforta".

"Juzgamos porque nos faltan 30.000 hijos y nietos. No sé si puedo decir que los juicios (contra los responsables de la dictadura militar) nos dan alegría, pero sí que nos reconfortan y que nos dan fuerzas", enfatizó.

Finalmente, Almeida dijo que "quienes nos llamaban locas y creían que nos ofendían, se dieron cuenta de que estábamos locas de dolor, de rabia, de impotencia, porque nos llevaron lo más preciado que tiene una mujer: un hijo. Pero los juicios, las marcha de los 24 de marzo y la juventud constituyen la esperanza y la tranquilidad que tenemos".

Durante un acto realizado en el Museo Provincial de la Memoria y en el marco de las celebraciones por los 400 años de la fundación de la Universidad Nacional de Córdoba, Taty presentó el libro "Alejandro por siempre… amor", que contiene 24 poemas escritos por su hijo, Alejandro Almeida, desaparecido el 17 de junio de 1975.

El libro reúne los poemas de Alejandro, que trabajó en la Agencia Télam en 1972, que Taty encontró días después de la desaparición de su hijo, que cursaba el primer año de la carrera de Medicina.

"Nuestros hijos no dieron sus vidas, se las arrancaron, los desaparecieron, porque tenían proyectos y querían cambiar el mundo", destacó la dirigente, quien agregó: "a quienes dicen el nefasto `por algo será`, les contestamos que sí, fue porque no eran estúpidos ni perejiles, sino porque tenían compromiso social".

La obra constituye una producción audiovisual, dirigida por Pascual Guido Spinelli, y los poemas fueron leídos y grabados por Eduardo Galeano, Alfredo Alcón, Víctor Heredia, Arturo Bonín, Joan Manuel Serrat, Gastón Pauls, Ismael Serrano, Adriana Varela, Ignacio Copani y Raúl Rizzo, entre otros.