06/06/2013 revelacin periodstica

El gobierno norteamericano escucha millones de llamadas telefnicas con la excusa de la lucha antiterrorista

Una orden judicial secreta exige información diaria a una compañía telefónica. El registro de las llamadas no tiene en cuenta si los autores cometieron algún delito.

El gobierno estadounidense registra a diario todas las llamadas de clientes de la compañía telefónica más grande del país en virtud de una orden judicial secreta, y lo justifica por considerarlo "una herramienta crítica" en el combate al terrorismo, reveló hoy un diario británico.


Según publicó en su página web el inglés The Guardian, por medio de una disposición judicial emitida en el mes de abril se exige a la compañía telefónica Verizon que facilite "de manera continua" y "a diario" a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) información de todas las llamadas de teléfono, tanto locales como internacionales.

A diferencia de lo ocurrido en otras oportunidad, las escuchas son ahora generalizadas


La denuncia pone en evidencia que bajo la administración de Barack Obama se realizaron registros de las llamadas de todos los clientes de esa compañía sin tener en cuenta si los autores de esas llamadas cometieron algún delito.

Frente al escándalo, un alto funcionario del gobierno norteamericano, quien pidió anonimato, en declaraciones a la cadena televisiva CNN justificó estas acciones que perjudicaron a millones de clientes.

"La información como la que describe el artículo de The Guardian ha sido una herramienta crítica a la hora de proteger a la nación de amenazas terroristas contra Estados Unidos", sostuvo el funcionario.

La Corte Extranjera de Vigilancia de Inteligencia (FISA), un tribunal secreto, fue quien emitió la orden solicitada por el FBI por un período de tres meses que finaliza el 19 de julio.

La orden otorga una autoridad ilimitada al gobierno estadounidense para obtener números de teléfono de los comunicantes, lugar de la llamada y su duración, aunque no el contenido de la conversación. 

La información podría abrir un debate en Estados Unidos sobre el espionaje que realiza la actual administración. 

Espionaje masivo

Durante el gobierno de George W. Bush, funcionarios de Inteligencia revelaron que la NSA recopilaba datos, pero esta es la primera vez que aparecen documentos que revelan que estas prácticas también son realizadas por el gobierno de Obama. 

El hecho es inusual, ya que en otras oportunidades cuando la FISA emite este tipo de órdenes sólo lo hace sobre determinadas personas a las que se quiera investigar por alguna sospecha específica, en general de terrorismo.

La orden, firmada por el juez Roger Vinson, obliga a Verizon a enviar copias detalladas de los registros de llamadas a la NSA al tiempo que prohíbe que la compañía revele al público la existencia de la petición del FBI e incluso del mismo dictamen judicial.

Lo que no se reveló es si Verizon es el único operador de telefonía obligado a enviar sus registros a la NSA o si las demás operadoras también están afectadas por la medida.