22/05/2013 estreno

Un documental invita a descubrir la vida y las ideas de Mariano Moreno

Virna Molina, autora junto a Ernesto Ardito del inquietante documental “Moreno”, señaló que encararon el filme sobre el secretario de la Primera Junta “porque a sus ideas las consideramos vigentes y ahora resuenan en el escenario político de Latinoamérica”.

Trailer de "Moreno".

La cineasta reflexionó que “aunque es complicado ubicar a Moreno en el contexto actual porque perteneció a otra época, es evidente que luchaba por una unidad de las tierras del sur, por una independencia económica y política a partir de la industrialización y seguramente sirve para entender este contexto y no estaría del lado de los Mitre”.

Entre los aportes del filme surcado por investigaciones propias y los aportes de los historiadores Norberto Galasso y Noemí Goldman, se detallan los alcances del Plan de Operaciones de carácter revolucionario que Moreno urdió y ejecutó a través, entre otros, de Juan José Castelli y Manuel Belgrano.


“Demostramos que hay una coherencia absoluta entre la letra del Plan y lo que, por ejemplo, hizo Castelli en Córdoba y en el Alto Perú, pero a ese Moreno -indicó- hay muchos sectores de la sociedad que no lo quieren recordar”.

Con un trazo cuidado y bello, “Moreno” vincula lo documental y lo ficcional para ir re-descubriendo al personaje, al idealista, al luchador inquebrantable.

Ardito subrayó el aporte del filme porque, sostuvo, “es atroz, visto a la distancia, cómo a un pueblo se le puede contar una historia totalmente deformada”.

“Muchos de nuestros hombres y mujeres más notables entregaron la vida por una causa superior y, sin embargo, fueron absolutamente callados, modificados y usados por los sectores más rancios de la sociedad”, insistió.

La cinta también insiste en denunciar que Moreno fue asesinado “a pesar de que hubo mucha pruebas contundentes que confirmaban el crimen y, en su momento, fueron descartadas. Entender que a Moreno lo mataron permite comprender mucho más el contexto”, añadió.

El largometraje financiado con el apoyo del INCAA por haber resultado el proyecto ganador del Concurso Bicentenario, estaba en el horizonte de la pareja aún antes de ese apoyo económico decisivo para su factura.

“De hecho -evocó la artista- nosotros ya estábamos trabajando en la película cuando Tristán Bauer nos contó que (el ex presidente) Néstor Kirchner le había dicho que estaba muy bien hacer películas sobre San Martín y Belgrano (como `Revolución-el cruce de los Andes` y `Belgrano`, respectivamente) pero que no había que olvidarse de Moreno”.

Con “Moreno”, la dupla profundiza un camino de carácter histórico iniciado en “Nazión” (2011), que se aleja de otros dos grandes títulos de su obra como fueron “Raymundo” (de 2003, sobre el impulsor de Cine de la Base, detenido-desaparecido desde mayo de 1976) y “Corazón de fábrica” (que en 2008 narró la lucha de los trabajadores de la ceramista Zanón para revertir el cierre de la empresa).


La realizadora reflexionó que “en ese momento entendimos la urgencia de hablar sobre la toma y la recuperación de una fábrica, pero ahora nos parece importante volver sobre los pasos de una historia que está oculta o negada”.

“Seguir en la línea de `Nazión` -apuntó- nos permite reconocer a personajes nefastos y a ver qué lado se ubicó cada sector en cada momento de la historia”.

Bajo esa tónica y al margen de otros proyectos para el canal Encuentro (donde exhibió especiales sobre Alejandra Pizarnik, María Elena Walsh, Paco Urondo y Raymundo Gleyzer y prepara uno acerca de la militancia estudiantil en los 70), Virna adelantó que planean su primera ficción.

“A partir de la investigación sobre esa época y de un libro como `Sinfonía para Ana`, de Gaby Meik, que nos fascinó, queremos trabajar nuestra primera ficción acerca de lo que fue la esencia de la juventud revolucionaria”, precisó.

“Moreno” tendrá su premiere mañana a las 20 en el Monumental Electric (Lavalle 836, Capital) y durante una semana se exhibirá diariamente a las 12.40 y 19.10. El jueves 30 llegará a La Plata, más tarde a Córdoba y el 9 de julio a Neuquén.