22/05/2013 colombia

Santos defendi el proceso de paz y cuestion a quienes relacionan un acuerdo con impunidad

El presidente colombiano aseguró que no se habló de impunidad en las negociaciones con las Farc. También destacó el impacto económico que tendría el fin del conflcito.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, defendió hoy el proceso de paz que su gobierno lleva adelante con las FARC, y señaló que "nadie ha hablado de impunidad" en las negociaciones que se desarrollan en Cuba.



"Hábilmente algunos están tratando de decir: No somos enemigos de la paz, pero somos enemigos de la paz con impunidad. Nadie ha hablado de impunidad", dijo Santos en el foro The Economist Colombia Foro 2013, que se realizó ayer en Bogotá.

"Uno no entiende que se opongan al proceso por razones que ni siquiera están sobre la mesa"


Juan Manuel Santos

El gobernante recordó que Colombia ha suscripto tratados internacionales y por eso "hoy en día la impunidad no es posible", reprodujo la agencia española EFE.

Para Santos, de lo que se está hablando actualmente es de una justicia transicional.

"Hemos mencionado la palabra `justicia transicional´, que es algo totalmente diferente, que ya se aplicó aquí en Colombia con la desmovilización, no muy exitosa, de los paramilitares. Entonces no entiende uno que se opongan al proceso por razones que ni siquiera están sobre la mesa, como eso de paz con impunidad", aseguró.

"Imagínense lo que sería este país sin el conflicto"


Juan Manuel Santos

El principal crítico del actual proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es el expresidente Alvaro Uribe, otrora impulsor de la llegada de Santos al gobierno y ahora opositor de varias de sus políticas.

El jefe del Estado agregó que Colombia ha progresado en todos los campos en los últimos años y que "si hemos obtenido en medio del conflicto los resultados que estamos viendo, imagínense lo que sería este país sin el conflicto".

Sobre este mismo tema adujo que solamente en términos económicos, los expertos calculan que con paz el país podría lograr un significativo crecimiento adicional.

Los equipos negociadores del gobierno colombiano y de las FARC acuerdan un proceso de paz en La Habana que se inició en noviembre pasado y que tras nueve rondas no ha entregado aún resultados concretos, aunque las partes admiten avances en el tema de tierras, el primer y crucial punto de la agenda pactada.