18/05/2013 dcada ganada

Ms de dos millones de personas accedieron al servicio de agua y cloacas en los ltimos aos

La decisión del gobierno nacional de retomar el control de la concesión de Aguas Argentinas y crear la empresa Agua y Saneamientos (AySA), en 2006, permitió sumar a más 2 millones de personas al servicio de agua potable y que 1,5 millón más pudiera contar con desagües cloacales.

Por Isabel Vila

Este año, la empresa inaugurará una de sus principales obras: el primer módulo de la Planta Potabilizadora "Juan Manuel de Rosas", que abastecerá en especial a la zona Norte del conurbano, y la Planta de Tratamiento de líquidos cloacales "Del Bicentenario", que permitirán sumar -una vez concluidas- 2 y 4 millones de personas a esos servicios.

El presidente de AYSA, Carlos Ben, dijo que "el Gobierno de Cristina Fernández puso en su agenda de prioridades los temas de agua y saneamiento, desarrollando obras públicas que preserven la salud y la calidad de vida de los argentinos, favoreciendo la inclusión social y el desarrollo del país".

En marzo de 2006, AySA se convirtió en un instrumento para ejecutar las políticas de saneamiento impulsadas por el Gobierno nacional para mantener, mejorar y expandir los servicios esenciales de agua potable y desagües cloacales en Capital Federal y los 17 partidos del conurbano bonaerense en los que opera.

En estos primeros siete años, AYSA lleva invertidos 11.560 millones de pesos en el mantenimiento y la expansión de los servicios, que incluyen la instalación de 302.645 conexiones de agua y 221.130 conexiones de cloacas en el período 2006/2012.

La empresa estatal Obras Sanitarias fue concesionada en 1993 al grupo francés controlado por Lyonnaise des Eaux asociado con Aguas de Barcelona -luego mutó a Suez- y el Grupo Soldati.

Tras reiterados incumplimientos por parte de la concesionaria Aguas Argentinas, el gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner dispuso en marzo de 2006 su reestatización y nació así Agua y Saneamientos Argentinos SA (AySA).

El Gobierno nacional dispuso a partir de entonces fuertes transferencias de capital a la empresa, capaces de llevar adelante obras de agua y saneamiento sin precedentes en la historia argentina, que benefician a los sectores más postergados de la población. 

Aysa inaugurará antes de fin de año el primer módulo de la planta potabilizadora "Juan Manuel de Rosas" en Tigre, sobre el Río Paraná, y la depuradora de líquidos cloacales "Del Bicentenario", en Berazategui" .

Ambas obras demandan una inversión de 3.300 millones de pesos y permitirán ampliar los servicios de agua a otros 2.000.000 de personas, y tratar los líquidos cloacales de 4.000.000 de habitantes, respectivamente.

A estas hay que sumar las obras de ampliación de las plantas depuradoras El Jagüel, Norte y Sudoeste, que en conjunto sumarán 750.000 personas más a los servicios de desagües cloacales.

En el transcurso de este año AySA proyecta, además, la ampliación y/o inicio de la construcción de otras nueve (9) plantas depuradoras en el conurbano.

AySA también organizó Cooperativas de Trabajo con residentes de los mismos barrios donde se hicieron los tendidos de redes domiciliarias, y brindó capacitación para ejecutar esos trabajos.

En estos años también incorporó tecnología de punta para sus trabajos y capacitó a técnicos y personal superior para un mejor desempeño.

La empresa avanza en la ejecución de objetivos del Gobierno Nacional para lograr una cobertura de 100 por ciento del servicio de agua potable en su área de influencia en 2015, y del servicio de cloacas en 2019, a través de la ejecución de su Plan Director.

Por primera vez en la historia del sanitarismo argentino, se aspira a que los efluentes recolectados de la población servida en el área de la concesión, tengan un tratamiento adecuado a las normas de vuelco establecidas en el Marco Regulatorio en lo que hace al 100 por ciento de los  líquidos cloacales.