28/04/2013 Avellaneda

Inaugurarn una escultura de 15 metros de un trabajador descamisado

La obra artística que representa a un trabajador "descamisado" que porta un cuadro de Eva Perón debajo de uno de sus brazos será emplazada el 7 de mayo en el Camino de la Ribera, entre el viejo y el nuevo Puente Pueyrredón.


La obra "El Coloso de Avellaneda" tiene 15 metros de altura y fue concebida por el escultor Alejandro Marmo, en colaboración con Daniel Santoro, luego de que el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, le presentara la propuesta.

La escultura "representa al descamisado de 1945 que intentó cruzar el Riachuelo, pero también al descamisado del siglo XXI, es decir, a aquellos que recordamos 1945 y no lo vivimos", sostuvo Marmo, en una entrevista con Télam.

Marmo lleva adelante el proyecto itinerante "Arte en las Fábricas", que "fomenta una cultura de trabajo y el esfuerzo" y responde "en forma abstracta a la sociedad manifestando en el espacio público los sucesos históricos de la Argentina".

Desde "Arte en las Fábricas", movimiento artístico conformado por obreros y trabajadores profesionales que desde hace 15 años "recupera la cultura del trabajo y el imaginario popular", también se realizaron los murales de Evita que están emplazados en la 9 de Julio.

"La máxima expresión de Arte en las Fábricas son los murales de Eva Perón, porque en mi opinión cambiaron la postal de Buenos Aires, y también formatearon la postal de un país nuevo, es decir, logramos testimoniar la nueva forma de pensar un país", destacó Marmo.

"La máxima expresión de Arte en las Fábricas son los murales de Eva Perón"


Alejandro Marmo
 El artista recordó que "a finales de los `90 documentábamos cómo se venía abajo el proceso productivo argentino y la industria nacional, pero desde 2003 lo que hacemos es retratar en el espacio público la situación de recuperación post crisis de 2001".

El escultor sostuvo además que la escultura del Coloso está "en consonancia emplazada con los murales de Evita, y de hecho tiene una figura de Evita llevándola".

"El Coloso existía mucho antes de que nosotros lo hagamos", destacó Marmo: "el paisaje del descamisado intentando cruzar el Riachuelo ya estaba en el imaginario, y nosotros no hicimos más que descubrir las imágenes que tienen voz en otros mundos".

"Lo que hacemos es testimoniar esta pregunta que siempre le hace la historia a la sociedad, en donde le pide al arte documentar con una respuesta abstracta lo que se está viviendo en el presente", afirmó Marmo.

"En este caso, además del encargo del intendente Jorge Ferraresi, que impulsó la idea, hicimos esta obra en la zona sur porque ésta debe tener un símbolo fuerte de toda esta reivindicación social, y porque Avellaneda tiene un paisaje que invita a que reflexionemos sobre el desarrollo, industria e integración".

El escultor destacó la gestión de Ferraresi y también la "conciencia social" de la industria local de Avellaneda, que donó los materiales, porque "entendió que una escultura de este tamaño va a incrementar la navegación en el Riachuelo y va a cambiar la postal de Avellaneda y fomentar su industria turística".

La obra está siendo terminada por unos 20 obreros que participan de su construcción, en el marco del proyecto Arte en las Fábricas, en un taller de Avellaneda, y aguarda por ser trasladada al Camino de la Ribera la semana próxima.
etiquetas