24.04.2013 16:31
etiquetas esta nota tiene
  • Geo
  • Foto
jornadas

China apuesta a la enseñanza del idioma en América y en Asia

Las editoriales chinas apuestan al negocio de la enseñanza de idiomas, español en Asia y chino en América Latina, “un mercado en alza aunque todavía con mucho por explorar”, aseveró hoy Rocío Maresco, del sello oriental Sinolingua, en las Jornadas Profesionales de la 39 Feria del Libro de Buenos Aires que mañana abrirá sus puertas en el predio Ferial de Palermo.

Mucho antes que la literatura, el interés de los grandes grupos editoriales del gigante asiático -segundo mercado editor mundial- está en la instrucción lingüística, trascendió durante la charla ofrecida en la sala Sarmiento del predio porteño de avenida Santa Fe 4201.
 
Esta iniciativa "responde al creciente comercio y acuerdos con países hispanoparlantes, a la proyección turística del circuito China-España-Latinoamérica y al peso de la comunidad hispana en Estados Unidos”, aseveró Maresco durante la presentación.
 
Sinolingua pertenece al China International Publishing Group, uno de los conglomerados más grandes del país, que se dedica a la enseñanza del mandarín (lengua oficial china) y plantea una estrategia a nivel latinoamericano que ya trajo a Maresco a la feria el año anterior y al Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) semanas atrás.
 
“Vemos a Argentina como un país donde cada vez hay más interés por esta lengua”, dijo Maresco en diálogo con Télam, tras la charla.

  
Rocío Maresco, del sello oriental Sinolingua
Rocío Maresco, del sello oriental Sinolingua
ampliar
 
Luego de un recorrido que la llevó por los institutos Confucio de Buenos Aires y La Plata, el Centro Universitario de Idiomas de la UBA y la Universidad de El Salvador, “me voy con la sorpresa de hallar de mil estudiantes de chino en esos lugares, un número muy grande en el que no entran Rosario y Córdoba, destacados centros  de estudio de ese idioma”, destacó la joven andaluza.
 
Una visita provechosa, habida cuenta de que Sinolingua entró en contacto con Ediciones Continente para distribuir sus libros en el país, a través, en principio, de la cadena de librerías Antígona.
 
“Para muchos estudiantes es muy difícil encontrar material de idiomas porque los altísimos costos de logística dificultan la importación. Esto apunta a facilitar esa instancia”, indicó.
 
Con esta medida "se podrá acceder a textos de estudio antes inhallables en Argentina, donde cada vez hay más interesados en esta lengua".
 
Asimismo, "alberga a una importante comunidad china que quiere que sus hijos aprendan la lengua natal de sus padres. Con una dos mil y pico supermercados en el país imagínate cuantos pobladores suman”, graficó Maresco.
 
En esta línea señaló que “para hacer negocios con China es imprescindible abaratar costos logísticos, por eso se hace inevitable imprimir y encuadernar los libros en el mismo lugar donde se prevé distribuirlos”.
 
En este marco, destacó que una delegación de editoriales locales nucleadas en la Cámara Argentina del Libro (CAL) “se agruparon con la intención de asistir a la Feria del Libro de Beijing a finales de agosto, para investigar los posibles nichos de enseñanza del idioma”, como literatura y libros infantiles para lecturas complementarias.
 
China posee 580 editoriales oficiales y en 2011 publicó más de 369.500 nuevos título, en tanto recaudó 31 mil millones de dólares en concepto de venta de ejemplares.
 
"La educación escolar supone más del 40 por ciento del total del mercado editorial en China por volumen y cerca del 33 por ciento por valor; mientras que el 45 por ciento de los títulos están ligados a ese segmento", destacó Maresco.
 
Si bien la edición de literatura no encabeza el interés de los sellos chinos en el marco de posibles negociaciones con Argentina, en este país de mil 300 millones de habitantes “anualmente se publican más de 10 mil novelas"
 
Esa cifra incluye, informó, un "70 por ciento de nuevos títulos y ventas promedio de 50 mil copias si se trata de un libro de éxito, 100 mil si es un bestseller y 500 mil en casos muy excepcionales”, enumeró.
 
Antes de despedirse, Maresco destacó que “El amor en los tiempos del cólera”, del Nobel colombiano Gabriel García Márquez, se encuentra entre “los libros traducidos más significativos del último año”.
 
en el mapa
ver más noticias en el mapa