18/04/2013 13 acusados

El fallo que absolvi a los imputados en la causa de Marita Vern ser revisado por la Corte tucumana

El fallo que absolvió a los 13 acusados de secuestrar a Marita Verón podrá ser revisado por la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, al ser rechazado un planteo de los abogados defensores contra los integrantes del alto tribunal.


Al menos tres de los cinco vocales que conforman la Corte provincial podrán revisar el fallo, que generó una fuerte polémica en todos los sectores de la sociedad y desembocó en un pedido de destitución contra los jueces que actuaron en la causa.

El tribunal de recusación, integrado por los camaristas penales Carlos Caramuti, Stella Maris Arce y Alfredo Oscar Barrionuevo, rechazó los planteos que objetaban a Antonio Estofán, Claudia Sbdar y Antonio Gandur.

La resolución no incluye a René Goane, quien se encuentra de licencia por problemas de salud, ni a Daniel Posse, que se excusó voluntariamente por su parentesco con el abogado Carlos Posse, defensor de los imputados José Fernando Gómez, Lidia Irma Medina (falleció el 24 de febrero), María Azucena Márquez y Mariana Natalia Bustos.

El 19 de febrero los abogados de Susana Trimarco, madre de Marita, presentaron un recurso de casación ante la Corte contra la sentencia absolutoria dictada el 11 de diciembre por los vocales de la Sala II de la Cámara Penal, Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano.

Con el argumento del temor de parcialidad, los defensores de los acusados pidieron que sean apartados los cinco vocales titulares de la Corte: Estofán (presidente), Goane, Gandur, Sbdar y Posse.

Sin embargo, el tribunal de recusación -cuya decisión es irrecurrible, según el artículo 68 del Código Procesal Penal de Tucumán-, no atendió las objeciones impuestas por los abogados defensores de los imputados.

Los jueces resolvieron rechazar las recusaciones contra Estofán, Gandur y Sbdar y reservarse el pronunciamiento sobre el caso de Goane hasta que este vocal de la Corte se reintegre a sus funciones.

José D`Antona, uno de los abogados de Trimarco, dijo que no les llamó la atención la resolución porque "los argumentos eran totalmente dilatorios, endebles, no tenían fundamento".

"Con 55 cuerpos más tres anexos y 8 testigos presenciales de haber visto a Marita cómo, dónde y en qué lugar se tiene la fuerza necesaria de la prueba", añadió.

"Los expedientes hablan por la prueba y el presidente del tribunal decía que no había pruebas", se quejó D`Antona.
La decisión del tribunal abre un nuevo capítulo en el caso de Marita Verón, que actualmente se dirime entre recusaciones y medidas cautelares.
etiquetas