17/04/2013 Venezuela

Niegan la palabra a los diputados que no reconozcan el triunfo de Maduro

El presidente del parlamento de Venezuela, Diosdado Cabello, afirmó que “no tendrán derecho de palabra” en el recinto de sesiones aquellos diputados que no reconozcan el resultado de las elecciones presidenciales del domingo.

Por Enviado especial

El presidente del parlamento de Venezuela, Diosdado Cabello, afirmó que “no tendrán derecho de palabra” en el recinto de sesiones aquellos diputados que no reconozcan el resultado de las elecciones presidenciales del domingo, que ganó el mandatario interino Nicolás Maduro.

“Si no reconocen a Maduro como presidente. váyanse a hablar por (la televisora privada) Globovisión”


“Si no reconocen a Maduro como presidente, si no reconocen las instituciones, aquí no tendrán derecho de palabra; si quieren, se van, lárguense, vayan a hablar por (la televisora privada) Globovisión”, dijo Cabello durante la sesión de ayer.

Cabello, quien quedó a cargo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante desde la muerte del presidente Hugo Chávez, el mes pasado, hizo esas declaraciones después de que le preguntara al diputado opositor Ismael García, quien había pedido la palabra en la sesión, si reconocía el triunfo de Maduro, sin obtener respuesta.

García pertenece a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) cuyo líder, Henrique Capriles Radonski, viene afirmando desde la madrugada del lunes que no reconocerá el resultado de los comicios, que perdió por una diferencia de 265.256 sobre un total de 14.967.737 votos emitidos, si el Consejo Nacional Electoral (CNE) no cuenta manualmente los comprobantes de todos los votos emitidos.

Cabello, además, calificó de “asesinos” y “fascistas” a los diputados opositores, que entonces se retiraron del recinto de sesiones, por lo que quedó suspendido el debate de los proyectos de leyes sobre desarme y sobre regulación del mercado de automotores.

En esos momentos se produjo un enfrentamiento entre legisladores, del que resultaron heridos los opositores Julio Borges y William Dávila.

Varios medios locales mostraron ayer en sus páginas de Internet una foto en la que se ve a Dávila con el saco y la camisa ensangrentados, y enjugándose la frente con un pañuelo.

Tras la salida del recinto de los parlamentarios opositores, Cabello dio por aprobada, con el voto de la mayoría oficialista, una resolución de respaldo al resultado de las elecciones y de rechazo a los episodios de violencia que se registraron el lunes.