13/04/2013 Mica

China y la industria cultural como pilar econmico

El Gobierno de la República Popular de China "apunta a transformar la industria cultural en su pilar económico" y a "diseñar productos además de fabricarlos", dijo Zheng Wen, representante del Ministerio de Cultura chino, en el marco del Mercado de Industrias Culturales (MICA).


Acompañado por Guan Yu, vicedirectora de Cultura de Beijing, la charla ofrecida en la sala 5 del MICA giró en torno a la "modernización de la economía china a través de la industria cultural" y a las posibilidades de intercambio con Argentina.

Para que eso ocurra "aún falta", advirtió Zheng, porque "es necesario que el área represente el 5 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) y en la actualidad llega al 2,8".

Se trata, explicó, de "un proceso" que persigue "la modernización y reforma de la República Popular de China" y que debe completarse "con el desarrollo acelerado de la producción, la alta demanda y el ahorro de recursos naturales y energéticos".

Con ese objetivo "China implementó un Plan Quinquenal que aspira a colocar a la industria cultural al frente de su economía antes de 2020, a través de la innovación de contenidos y tecnologías para acelerar y fortalecer el proceso que va desde las primeras ideas sobre un producto, pasando por el diseño hasta su fabricación", indicó Zheng.

"Queremos lograr que China cree los productos y no sólo los fabrique -puntualizó Zheng en el predio bonaerense de Villa Martelli-, habida cuenta de que mi país está en medio de un proceso de industrialización, con reestructuraciones económicas y laborales pendientes".

Zheng destacó "el enorme crecimiento de las nuevas tecnologías en los dos últimos años" y su influencia en las estrategias de innovación de industrias como la de videojuegos, animación, software y fuegos de artificio, "el 80 por ciento del mercado global en ese área es chino", destacó.

Esta tendencia "cobró fuerza tras los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 -puntualizó-, cuando el gobierno apostó a la tecnología, creatividad y arte nacionales para llevar a cabo el evento, con empresas como Crystal que luego pisaron fuerte en el mercado internacional".

"La industria cultural y creativa crece a nivel mundial de la mano del bajo costo que permiten lo avances tecnológicos, la música recorre el mundo por Internet sin gastos de cedés por ejemplo, por eso lo que hay que reforzar son las normativas que protejan los derechos de autor", destacó Zheng.

Por su parte, Guan consideró que "tras la crisis financiera global de 2008 fueron las industrias culturales y creativas las que llevaron cierta prosperidad a China".

"Del 2005 al 2010 el valor añadido de las industrias culturales y creativas creció de 10,78 mil millones de dólares a 27,16 mil millones de dólares, o sea, un crecimiento promedio anual del 20,3 por ciento", destacó Guan.

A su entender, "el consumo cultural se convirtió en un nuevo punto de crecimiento que puede verse en el aumento sostenido de las ventas de entradas en los cines, el nuevo punto de interés para las inversiones que llena poco a poco los huecos dejados por otros mercados".

Para Guan, las industrias culturales y creativas "podrían liderar la recuperación económica china, entre puntos, porque son verde o bajas en carbono, es decir, no contaminan el aire, no dañan la capa de ozono y se despegan de la crisis de recursos naturales,  posicionándose como las de mayor capacidad de desarrollo sostenible".

Asimismo, demostraron ser "las más adaptables a los tiempos post crisis, entre otras cuestiones porque no están basada en la mano de obra barata, van contra el envejecimiento de una sociedad con una economía tradicional con pocas posibilidades de crecimiento, y hoy China confía en las nuevas industrias basadas la sabiduría, la creatividad y la innovación".

En este marco, concluyó, "aspiramos a promover la cooperación con empresas argentinas, participar en sus mercados y conformar una red internacional de beneficios y facilidades".