08.04.2013 12:00
etiquetas esta nota tiene
  • Geo
  • Foto
gran bretaña

Margaret Thatcher, un símbolo de guerra y de la revolución conservadora

Junto a Ronald Reagan personificaron el ataque contra el estado de bienestar que disparó las políticas neoliberales impuestas en casi todo el mundo. También el belicismo y el poder imperial.

Margaret Thatcher, quien murió hoy a los 87 baños de edad, fue la única mujer que llegó al puesto de primer ministro en el Reino Unido, aunque eternamente será recordada por estas tierras como la política que provocó la guerra de Malvinas donde 649 argentinos perdieron la vida.



Había nacido el 13 de octubre de 1925 en Grantham. Ejerció el cargo de jefa de gobierno durante 11 años (1979-1990) y además de haber sido la única mujer en su país en llegar a ese puesto, fue quien más tiempo ejerció el cargo.

Apoyó la privatización de industrias estatales y del transporte público, reformó los sindicatos y les quitó casi todo el poder, redujo el gasto público y realizó una flexibilización laboral

Thatcher gobernó su país durante la Guerra Fría y por su estilo agresivo y su dureza fue apodada por los medios soviéticos como la "Dama de Hierro" debido a su fuerte oposición al comunismo y a su fuerte personalidad que le permitía sostener posiciones hasta en los ámbitos más adversos.

El achicamiento del núcleo industrial británico y el recorte social la llevó a tener duros enfrentamientos con los sindicatos, sobre todo con la Unión Nacional de Mineros que estuvo un año en huelga. Pero también sostuvo duros cruces con todo el arco sindical británico.

Thatcher provenía de una familia modesta de Grantham, al norte de Inglaterra y siempre militó en el Partido Conservador, por lo que se la consideraba una "tory" de pura cepa. 

Una dama de hierro para la crisis

Egresó de un selectivo colegio público e ingresó en la Universidad de Oxford donde estudió Química hasta descubrir su pasión por la política, lo que la llevó a estudiar Derecho y graduarse de abogada en 1954.



Luego de varios fracasos electorales, ayudados por la fuerte oposición de género que encontraba entre sus propios pares de militancia, en 1959 fue electa diputada por la circunscripción de Finchley (norte de Londres), puesto desde el que ocupó la subsecretaría de Estado de Pensiones hasta 1963.

Los argentinos la recordaremos sobre todo por haber sido quien dio la orden de disparar contra el crucero General Belgrano durante la Guerra de Malvinas

Desempeñó diversos cargos en su partido hasta 1970, año en que el tory Edward Heath fue elegido primer ministro y la “Dama de Hierro” pasó a ocupar el Ministerio de Educación. 

En 1974 el Partido Conservador perdió las elecciones generales, pero Thatcher desafió los liderazgos y su figura cobró relevancia llegando a ser elegida en 1979 primer ministro.

El triunfo conservador frente a un debilitado Partido Laborista la colocó al frente del gobierno en épocas en que el país estaba paralizado por las huelgas y la crisis económica.   

La revolución conservadora

Durante su mandato promovió medidas neoliberales que transformaron por completo al Reino Unido e instaló, con un correlato transatlántico en el Estados Unidos de Ronald Reagan, lo que se denomimó "revolución conservadora".



Apoyó la privatización de industrias estatales y del transporte público, reformó los sindicatos y les quitó casi todo el poder, redujo el gasto público y realizó una flexibilización laboral.

Estas medidas lograron bajar una inflación que no cesaba de crecer, pero aumentaron considerablemente el número de desempleados.

Sus medidas fueron bien recibidas inicialmente, pero frente a la recesión y el desempleo todo indicaba el fin de su jefatura.

Sin embargo, la Guerra de Malvinas, junto con la recuperación económica, le devolvió la popularidad perdida y en 1983 fue reelecta.   

Mantuvo una fuerte alianza con Reagan, con quien compartió su rechazo por el comunismo.

Y supo colocarse del lado del reformador soviético Mijail Gorbachov, sobre quien declaró que "ahora ya no estamos en una Guerra Fría, sino más bien en una nueva relación mucho más amplia".

Debacle

Su debacle llegó hacia fines de los 80 debido a la imposición de un impuesto municipal muy impopular que castigaba a quien no lo pagara prohibiéndole el derecho al voto.

Otra de sus impopulares decisiones fue la negación continua a la integración europea. Si bien firmó el acta que estableció el mercado común, impuso condiciones muy severas en la participación del Reino Unido.

Fue su partido, más que los votantes, el que le dió la espalda tras la instalación de ese impuesto municipal en noviembre de 1990. 

Más allá de su historia, los argentinos la recordaremos sobre todo por haber sido quien dio la orden de disparar contra el crucero General Belgrano durante la Guerra de Malvinas.

El barco se encontraba en zona de exclusión y como consecuencia del impacto de dos torpedos se hundió, muriendo 323 de sus tripulantes.

El dolor por los pibes asesinados comenazaba a dar paso al fin de la dictadura en nuestro país, pero eso es otra historia. 
 
en el mapa
ver más noticias en el mapa
Más datos

Las consecuencias de las políticas de Margaret Thatcher sobre el empleo y los trabajadores puede verse en el film The Full Monty (proyectada en la Argentina como Todo o Nada). El film dirigido por Peter Cattaneo narra las peripecias de un grupo de trabajadores metalúrgicos que se son despedidos y se convierten en strippers.