04/04/2013 natalicio

Obregn Cano, el hombre que llev "banderas de liberacin" al gobierno cordobs

Ricardo Obregón Cano, ex gobernador de la provincia de Córdoba, cumple hoy 96 años y en el día de su natalicio se recuerda la impronta de su gestión al frente de la provincia mediterránea durante los primeros años de la década del 70.

La gobernación de Obregón Cano -quien fuera derrocado por un golpe policial el 27 de febrero de 1974- comenzó en abril del 73, al imponerse en un ballotage contra los candidatos de la Unión Cívica Radical, luego de una campaña en la que la palabra "liberación" se había convertido en bandera para el peronismo.

Córdoba -con el antecedente tan próximo de las rebeliones de trabajadores y estudiantes contra la dictadura de Juan Carlos Onganía a fines de los 60- no era ajena a la lucha que existía dentro del justicialismo y a la que Obregón Cano no escapó, participando de una interna en la que se enfrentó con sectores conservadores del partido.

Es por eso que una vez electo gobernador reafirmó la "vocación revolucionaria" de su gestión y dijo llevar "las banderas de liberación que el pueblo" había elegido para conducir los destinos de la provincia.

Su enfrentamiento con sectores de la "ortodoxia" se mantuvo durante todo el gobierno, y cuando era consultado al respecto, sostenía que sus enemigos "no eran peronistas por más que así se llamaran".

Eran tiempos en que mientras unos decían "Perón, Evita, la patria peronista", otros interpretaban al peronismo como un socialismo autóctono, y fue en ese contexto que recibió en la provincia al presidente de Cuba, Osvaldo Dorticós, enviado de Fidel Castro a la asunción presidencial de Juan Domingo Perón.

"La conjunción de esfuerzos se formula como una necesidad imperiosa para que la Argentina pueda insertarse con éxito en el proyecto continental de hacer de Latinoamérica una expresión solidaria y mancomunada de los países del tercer mundo", señalaba el político cordobés en uno de sus discursos.

Su posición se vio debilitada paulatinamente, sobre todo luego de la renuncia de Héctor Cámpora a la presidencia en julio del 73, cuando debió comenzar a soportar acusaciones directas de "infiltración marxista" en su gobierno.

Fue el 27 de febrero del `74 cuando las fuerzas policiales se amotinaron en el Cabildo y el teniente coronel Antonio Domingo Navarro depuso del gobierno a Obregón Cano y a su vicepresidente, Hipólito Atilio López.

Nacido en Rio Cuarto en 1918, Obregón Cano no sólo sufrió la destitución de su cargo: él y su compañero de fórmula fueron perseguidos políticamente, siendo López asesinado por la organización parapolicial Triple A el 16 de setiembre de 1974.

Ya desde el exilio, el ex mandatario cordobés participó de la fundación del Movimiento Peronista Montonero (MPM), lo que le valió durante la democracia, ser condenado a diez años de prisión por el delito de asociación ilícita como "jefe de organización".

En noviembre de 1987 la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, declaró la absolución de Obregón Cano por el delito de asociación ilícita en el sentido de considerar al ex gobernador miembro de la conducción política de Montoneros y no de la conducción armada.

Más recientemente, El 20 de agosto de 2010, a iniciativa de la diputada Gloria Bidegain, Obregón Cano fue declarado Mayor notable argentino, un reconocimiento que la Cámara de Diputados de la Nación Argentina otorga a personas mayores de 75 años que se hayan destacado en la política, la historia y literatura.

"Que el hombre del futuro sea una persona realizada que en el esfuerzo de contribuir al interés de la comunidad, y allí encuentre el más alto grado de realización individual", dijo alguna vez durante su mandato Obregón Cano, en aquellas jornadas en las que las "banderas de liberación" flameaban en el gobierno cordobés.