02/04/2013 Uruguay

El primer orador del debate comenz con un fuerte apoyo al matrimonio igualitario

El senador frenteamplista Rafael Michelini emparentó el sentimiento de adquirir derecho para casarse entre personas del mismo sexo con el sentido de libertad conseguido con la abolición de la esclavitud.

"Por supuesto no puedo compararlo con terminar de abolir la esclavitud, porque fueron luchas que llevaron cientos de años, pero a los efectos de la persona que adquiere derechos ¿no es un sentido de liberación?", preguntó Michelini ante el Senado uruguayo.

El legislador defendió el derecho de las parejas homosexuales de adoptar niños, otro de los derechos que reconoce el proyecto, y dijo que lo importante es "recibir amor" en una familia.

El proyecto de ley, que en caso de ser aprobado por el Senado deberá volver a la Cámara de Diputados para su ratificación, es apoyado por una manifestación popular que desde temprano se hace sentir en las inmediaciones del Palacio Legislativo.

Pasado el mediodía, la Presidenta del Frente Amplio Mónica Xavier también se hizo presente en las tribunas, donde cada vez se concentra más gente.

Fuentes consultadas por Télam descuentan que el proyecto será avalado tanto por el Frente Amplio como por sectores de los dos partidos opositores con representación en la cámara Alta, el Nacional y el Colorado. 

Otro de los oradores en esta primera tanda fue el senador nacionalista Francisco Gallinal, que dijo que el Partido Nacional "actúa con la más amplia libertad de opinión, de opción y de voto", por lo que algunos de sus legisladores apoyarán la iniciativa y otros votarán en contra.

El ex presidente Luis Alberto Lacalle (Partido Nacional) consideró que "no es conveniente" que parejas de homosexuales puedan adoptar niños.

"El matrimonio igualitario vacía la palabra matrimonio", agregó, antes de confirmar que votará en forma negativa el proyecto de matrimonio igualitario.

Sin embargo, su compañero de bancada y precandidato presidencial Jorge Larrañaga dijo que el matrimonio igualitario reconoce derechos y no afecta derechos de nadie antes de anunciar su apoyo a la iniciativa.

Otro senador opositor, Ope Pasquet del Partido Colorado, también se pronunció a favor de la iniciativa: "en varios países ya se ha aceptado y en muchos otros está en proceso de serlo", afirmó, y resaltó el "cambio de actitud" de la sociedad uruguaya.

La norma ya había logrado media sanción en 2012, pero en diciembre del año pasado los legisladores decidieron posponer la aprobación hasta la primera sesión de este 2013, ya que los bloques de la oposición habían solicitado "más tiempo" para su estudio, incluidas otras modificaciones al Código Civil.

El primer artículo del proyecto señala que la institución del matrimonio "implicará la unión de dos contrayentes, cualquiera sea la identidad de género u orientación sexual de estos, en los mismos términos, con iguales efectos y formas de disolución que establece hasta el presente el Código Civil".