27/03/2013 ciclo

Zaffaroni presentar "El declogo", de Kieslowski, en la TV Pblica

El ministro de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni presentará a partir del 6 de abril en Canal 7 el ciclo de 10 películas que compone el renombrado decálogo, basado en los 10 mandamientos, del realizador polaco Krzysztof Kieslowski.

"El declogo", de Krzysztof Kieslowski, presentado por Eugenio Ral Zaffaroni en la TV Pblica

En una charla con la prensa, Martín Bonavetti, director ejecutivo de la Televisión Pública, y Zaffaroni dieron a conocer las razones que motivaron la decisión de producir este ciclo que ocupará la franja prime time de los sábados a las 22, así como la interpretación al contenido de la obra.

Según Bonavetti, la idea surgió de una propuesta de la Universidad de San Martín de integrar a Zaffaroni con la cultura, en este caso con el cine, si bien la producción de Kieslowski fue en principio para televisión y luego un par de esos episodios, quizás los mejores, llegaron a las salas de cine.

"No tuvimos que regrabar ninguna presentación y creo que en materia de contenido televisivo se logró un valor agregado a la obra de Kieslowski, es decir salir de la crítica cinematográfica con un aporte en término de comunicación, como es traducir en otros términos ciertos contenidos", aseguró Bonavetti.

"Para nosotros este tipo de experiencias inician caminos que no sabemos hasta donde pueden llegar, y estamos muy satisfechos con lo logrado hasta ahora", explicó Bonavetti, y agregó que "hay algo en la Televisión Pública que tenemos que lograr en cuanto a contenidos, con agregados más exclusivos, más elevados para un determinado público".

El crítico Fernando Martín Peña se refirió al cine de Kieslowski como "el inmediato anterior" a la caída del Muro de Berlín y detalló que "El Decálogo", "es un producto para una televisión circunstancial, que fue hecho con criterio cinematográfico".

En el ciclo, Zaffaroni hará una exposición inicial de más o menos cinco minutos y dejará para el final una conclusión de aproximadamente once o doce minutos.

"Antes de la proyección Zaffaroni hace advertencias sobre líneas de diálogo del relato que ayudan a que la conclusión del final sea mejor entendida", explicó Bonavetti.

Muy joven, al terminar la escuela primaria. Krszystof Kieslowski ingresó a la escuela de bomberos pero abandonó para volver a sus estudios y a los 17 se inscribe en la Escuela de Lodz; desde entonces sus obras comenzaron a recorrer el mundo, para finalmente consagrarse con "Los dos vidas de Verónika", la "Trilogía de los Colores" y "El Decálogo".

"El Decálogo" toma la estructura de los diez mandamientos, inspirada en una pintura del Museo Nacional de Varsovia, en la que Kieslowski echó mano a los preceptos de la fe católica para hablar del ser humano, sus crisis morales y contradicciones éticas en el mundo moderno.

El cine de Kieslowski permite diferentes ángulos de interpretación, desde lo cinematográfico, lo filosófico y lo psicológico y los relatos de "El Decálogo" son complejas investigaciones existenciales, a veces con claridad absoluta, otras alejándose de ese primer significado, cuestionando o desarrollando otras en distinta dirección.

"La mía es una mirada completamente sesgada, lo advierto", puntualizó Zaffaroni y agregó que "eso me permite hacer una mirada desde una perspectiva diferente de la obra de Kieslowski, conjunto del que sólo había visto dos o tres episodios".

"Creo que El Decálogo sigue teniendo vigencia, porque en un sentido hegeliano sigue planteando las mismas preguntas, quizás pueda perder vigencia la forma de preguntar, la forma de interrogación, básicas, de límite metafísico, ontológico, lo digo un poco de pasada, no obstante meterme con eso aburriría al público", señaló Zaffaroni.

"Kieslowski pone en duda permanentemente. Hegel plantea las preguntas básicas de tiempo, de vida, de existencia, de límites metafísicos. Lo que veo en él es a un filósofo que trata de plantear los problemas de toda la vida, de una forma artística de hacer preguntas filosóficas, sobre todo en las que apuntan a la normativa ética", aseguró el prestigioso jurista.

Para el penalista, "el sentido literal de la norma, en un determinado contexto anómalo tiene otro sentido, y ese es el eje principal de esta obra de Kieslowski, es decir la puesta en duda de la norma, como desentrañar el sentido del mandato en otro contexto; cuando lo imaginamos es de una forma pero en determinado contexto si cumplo la letra traiciono el mandato. No es sencillo".

"Hay cosas que uno no puede evitar, y creo que después de la presentación, ver la película y yo hablar diez minutos más, el espectador tendría que ver de nuevo la película, porque definitivamente allí la entendería", reflexionó Zaffaroni con una sonrisa.

"Todavía no vi ninguno de los episodios que grabé y trataré de no verlos. No me gusta verme", argumentó, aunque recordó que cuando era estudiante de Derecho condujo un programa radial, de educación sanitaria para la Dirección Técnica de Higiene de la municipalidad porteña: "`Señora mate a las moscas`, recomendaba", recordó con una sonrisa.

Bonavetti anticipó que una idea para 2014 es un ciclo de espacios policiales de ficción, presentado y analizados por el jurista;  consultado sobre si ve cine, Zaffaroni respondió que sí ",  pero sólo cine de viejos tiempos, de las décadas del 60 y 70, Ingmar Bergman, entre otros. No tengo mucho tiempo como para poder ir al cine", explicó.