23.03.2013 18:26
etiquetas esta nota tiene
  • Foto
obra

Juan Carlos Pallarols realizará el cáliz del papa Francisco

El caliz que usará el papa Francisco será realizado por el orfebre argentino Juan Carlos Pallarols, y se espera que millones de personas participen del cincelado de la copa.

La pieza saldrá de un lingote de plata de 1,320 kilogramos salido de la mina santacruceña Manantial Espejo, operada por Minera Triton (Pan American Silver) y que, según dicta la tradición, primero debe ser bendecido en Roma.

Pallarols ya tiene diseñado el primer boceto del cáliz que presentará al Sumo Pontífice este domingo en la capital italiana, junto a una cruz y un bolígrafo, también de plata, regalo de dos amigos del papa, informó la agencia española EFE.

Pallarols explicó que "el diseño trata de ser un dibujo simple, un cáliz sencillo de forma, aunque seguro que Francisco lo va a modificar para simplificarlo aún más".

Aun así, Pallarols, descendiente de una familia de artesanos catalanes que trabajaron para los papas León XIII, Pío XI y Pío XII, le propondrá que la decoración principal "sean los golpecitos de los millones de personas que van a participar en su elaboración".

"Que sea como un martillado mufino, como símbolo de eso que dice él de que vamos a empezar a trabajar todos juntos y a empujar hacia el mismo lado", dijo.

El artesano señalo que la primera parte de la transformación del lingote de plata en cáliz durará entre tres y cuatro meses, dependiendo del martillado y la decoración.

"Una vez conseguido el espesor adecuado, se le da forma a la copa durante tres o cuatro días", explicó Pallarols.

"El número de personas es ilimitado. Lo puede hacer una sola o miles", señaló el artesano, que también elaboró la empuñadura del bastón de mando de la actual presidenta argentina Cristina Kirchner.

"En ese trabajo participaron más de 3 millones de personas y para ello recorrí durante 14 meses todo el país, pueblo por pueblo, con un promedio de unos 30.000 golpes por día", precisó.

El cáliz que usará el papa Francisco para celebrar sus misas iba a formar parte de una exposición que abrirá sus puertas en mayo próximo en el Vaticano. Después, la copa sagrada se quedaría como recuerdo en la galería de la Santa Sede.

"Cuando renunció Benedicto XVI pensamos que fuera para el nuevo Papa, y finalmente va a ser para un Papa argentino, al que conocemos, con el que tenemos cierto grado de amistad y del que sabemos sus gustos", indicó Pallarols.

Hijo, nieto y biznieto de orfebres, Pallarols conoce al nuevo Papa desde mucho antes de que fuera cardenal, cuando era rector de la Universidad del Salvador, en Buenos Aires.

"Después, cuando empezó a ser más conocido y viajó a Alemania trajo unas estampitas de la virgen de Saint Denis. De ellas hicimos el cuño y fue la primera medalla que se hizo en el mundo en relieve. Sería muy bonito que el cáliz llevara una copia de esa medalla", dijo.