25/02/2013 CONFERENCIA DE DESARME

Filmus respald la denuncia argentina al Reino Unido por enviar armamento nuclear a Malvinas

El senador por el Frente para la Victoria, Daniel Filmus, respaldó la denuncia del Gobierno argentino ante la Conferencia de Desarme de la ONU, en la cual acusó al Reino Unido de transportar en submarinos armamento nuclear a las Malvinas.

“Estamos frente a una nueva provocación por parte de Gran Bretaña, ya que ese accionar viola todos los acuerdos de Zona de Paz del Atlántico Sur, como la Resolución de la Asamblea General de ONU 41/11", expresó Filmus, quien agregó que “la actitud del Reino Unido es una agresión para todos los países de la región y del Atlántico Sur, y que viola los tratados internacionales que establecen que esta zona debería estar desnuclearizada”.

Filmus subrayó que “este nuevo hecho se produce al mismo tiempo que el secretario de Estado norteamericano John Kerry confirmó en su visita a Londres que Estados Unidos ‘no se posicionará’ acerca de la soberanía del archipiélago, a pesar de la intención del gobierno británico de conseguir el apoyo de Washington para la consulta popular que impulsa entre los colonos de las Islas Malvinas”.

Kerry, si bien reconoció "la administración de facto" del Reino Unido, instó al diálogo entre Gran Bretaña y la Argentina y exhortó a "una solución pacífica".

Acerca de la decisión de los Estados Unidos de no reconocer el referéndum de Malvinas a pesar de la presión del Reino Unido, el Senador opinó que "es una demostración de su falta de legitimidad".

“La posición de Estados Unidos de mantener una posición neutral respecto del conflicto y convocar a una resolución pacífica, es otra manifestación a favor del diálogo bilateral por el que venimos bregando en todos los foros internacionales”, expresó Filmus.

Al respecto, recordó que Argentina logró sumar en los últimos días el apoyo de los 54 países de África a su reclamo de soberanía, que se suman a los de América Latina.

Este apoyo, sumado a los reiterados llamados de la ONU al diálogo, aumenta la presión internacional sobre el Reino Unido para aceptar iniciar una negociación.