20/02/2013 CAUSA AMIA

"Me dio mucha indignacin escuchar a Morales, que es un provocador y un mentiroso"

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, calificó hoy de "mentiroso" al senador radical Gerardo Morales, y aseguró que mientras ella estuvo al frente de la Unidad Especial de Investigación de la causa AMIA, durante el gobierno de Fernando de la Rúa, comenzó lo que sería "el vuelco" del proceso y el fin de una "farsa".

Según dijo en declaraciones a radio Vorterix, ese vuelco en la investigación "demostró la falsedad de lo actuado por la Justicia durante el gobierno de Carlos Menem", que también era cuestionado por los familiares de las víctimas del atentado a la mutual judía.

"Mientras estuve al frente de la Unidad intenté mover todo ese tema y empezar lo que terminó siendo el vuelco del proceso, con la declaración de nulidad de todo lo actuado, que era una verdadera farsa para encontrar los culpables que en ese momento le convenían al poder político", dijo Garré.

De esta forma, la titular de la cartera de Seguridad le respondió al senador radical Gerardo Morales, que durante la discusión en la Cámara alta del memorándum de entendimiento con Irán, afirmó que Garré había sido co-responsable de la "parálisis" del proceso de investigación de la causa AMIA, ya que estuvo al frente de la Unidad Especial de Investigación.

"Me dio mucha indignación escuchar al senador Morales, que como siempre es un provocador y además un mentiroso", dijo Garré, que afirmó que en realidad la pregunta que es porqué hubo "complicidad" del ex presidente de la Alianza, el radical Fernando de la Rúa, que "cubría la versión oficial del juez Juan José Galeano, de la Side y de Menem".

Garré recordó que su trabajo al frente de la Unidad fue "preparar el juicio oral", para lo que "había que tener resueltos una cantidad de problemas de estructura y de organización, para llegar al juicio en condiciones".

Pero la titular de la cartera de Seguridad señaló que durante su labor de ocho meses al frente de la Unidad también "se empezó a hablar con familiares, a escuchar sus demandas y atender algunas de las dudas que presentaban y acusaciones que hacían".

"Por primera vez tomé conciencia de la estafa procesal sin precedentes que era el juicio de Galeano, y todo lo que estaba organizado alrededor de ese juicio con la complicidad de algunos de los dirigentes de las organizaciones de la colectividad, de la Side y del gobierno de Menem, el escándalo que todos luego conocimos", aseveró.

En ese marco, recordó la funcionaria, los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia denunciaron a Garré por "violación de secreto", por considerar que la entonces titular de la Unidad Especial dejó trascender declaraciones de testigos de identidad reservada iraníes, en Alemania.

Esa denuncia, siguió su relato Garré, fue "desestimada por falsa por el juez federal Sergio Torres", pero "lo que el senador Morales no dice es que el entonces presidente De la Rúa aprovechó esa situación" para pedir su renuncia a la Unidad.

Garré recordó que todo terminó en su pedido de juicio político a Galeano, Mullen y Barbaccia, "todos ellos parte de la mafia que actuó en ese proceso luego declarado nulo" por la Justicia.