16.02.2013 19:52
etiquetas esta nota tiene
  • Geo
  • Foto
BARILOCHE

La lluvia no freno a la primera Fiesta Nacional del Curanto

La primera edición de la Fiesta Nacional del Curanto -comida de origen indígena que se prepara bajo tierra- comenzó hoy en Bariloche como estaba previsto, pese a la intensa lluvia que arreció sobre la cordillera.


El tapado de los alimentos, que incluyen verduras y hortalizas, carnes rojas y pollo, con piedras calientes, hojas de nalca, telas de arpillera y tierra fue generando la expectativa de los cientos de asistentes que desafiaron al mal tiempo.

Una hora después, los alimentos ya cocidos fueron descubiertos y servidos, acompañados por la degustación de alguna de las tres deliciosas cervezas artesanales que se fabrican en Colonia Suiza: Diuka, Berlina y Valais.

Esta ceremonia se repitió en los cuatro establecimientos de curanto más famosos de la Patagonia Bariloche, el de Jorge "Gringo" Nielsen, Lo de Nora, Beto Borquez y de Víctor Goye.

La intendenta interina María Eugenia Martini y el vicegobernador de Río Negro Carlos Peraltas encabezaron el acto en el Centro Comunitario de Colonia Suiza, que fue especialmente emotivo porque la celebración dejaba atrás 22 exitosas ediciones municipales e ingresó desde hoy en el calendario nacional de fiestas populares. 

"Tenemos un especial agradecimiento al ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, quien le dio el nivel nacional a nuestra tradicional fiesta del curanto, y por consiguiente a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que le dio un fuerte respaldo, como lo hizo siempre con Bariloche", expresó Martini.

"Esta siempre fue una fiesta de la gente, de Colonia Suiza en particular, y de todo Bariloche, y ahora que es nacional trasciende las fronteras de nuestra ciudad", agregó.

Peralta también destacó el apoyo del gobierno nacional para Río Negro y Bariloche, "que especialmente se ve más que nada en los momentos difíciles, que esta ciudad los tuvo y gracias al respaldo nacional sale adelante con fuerza y rápidamente.

"También hay que resaltar que Río Negro es una de las provincias con más fiestas populares nacionales del país, y esto en plena temporada se traduce en un fuerte atractivo para el movimiento turístico nacional e internacional", agregó, en referencia a las Fiestas del Golfo Azul, La Manzana, La Pera, Del Lúpulo, y las de otras estaciones.

A su vez el Gringo Nielsen, uno de los más legendarios cocineros de curanto, dijo que la nacionalización de la fiesta "implica una mayor responsabilidad para todos los que hacemos esto", y repasó la historia del curanto, desde su llegada a Bariloche desde Chile, y antes desde Oceanía, para ser tomado por los primeros pobladores de Colonia Suiza.

Elogió la decisión de designar a un joven del Ballet Tolkeyen de Bariloche para echar la "primera palada" de tierra al curanto, porque es como "la piedra fundamental o el corte inaugural de una cinta" y visiblemente emocionado dio inicio a la celebración.

Además del curanto los visitantes pudieron apreciar un amplio despliegue de platos regionales, y pasear por la feria artesanal de Colonia Suiza, también famosa por su calidad y diversidad.

La lluvia obligó a postergar para mañana los espectáculos artísticos, que estarán encabezados por el dúo de Cuti y Roberto Carabajal, y la artista mapuche Luisa Calcumil, aportados por la Secretaría Nacional de Cultura, además de numerosos artistas locales y regionales.

Entre otros subirá al escenario el grupo Refugio, Tata Chango, El Acople, Buenos Vecinos, la banda tanguera de Miraglia Otsubo, la murga Herederos de Kazo, el Ballet Tolkeyén (folklore), Clarisa Montenegro, Jorge Currual, Oke Trío, y la cantante Irene Livolsi.

Con mejor clima, para mañana se espera la asistencia de al menos mil personas, y un fuerte incremento de la oferta de curanto y otros platos.
 
en el mapa
ver más noticias en el mapa