16/02/2013 DE GIRA POR BRASIL

Las Taradas propone la intensidad de una msica aeja, desenchufada y femenina

El grupo argentino, que se convirtió en un éxito con un disco en el que grabó canciones de las década del 30 y 40, se encuentra de gira por diversas ciudades de Brasil.


El combo nació a fines del 2011 formado por chicas de diversas bandas que en formato acústico decidieron interpretar boleros y rancheras de los años 30 y 40, copiando el modelo de una orquesta de señoritas.

Con una gran puesta visual y musical, el conjunto comenzó realizando pequeños shows, hasta que se fueron sucediendo cada vez más pedidos y llegó a tocar varias veces en Niceto Club y en algunos teatros.

Las Taradas está integrado por Lucy Patané en guitarras; Paula Maffia en voz y ukelele; Lu Martínez en contrabajo y voz; Carla Branchini en clarinete y voz; Nati Gavazzo en percusión y voz; Meli Muñíz en voz, melódica, kazoo y trompeta; Carla Nicastro en batústica, cajón, voz; Ana Patané en voz y pandeiro; y Gabriela Capellaro en guitarra.

La propuesta surgida como un divertimento de compañeras de grupo como Maffia y Patané (que tocan juntas en la Cosa Mostra), mientras que Lu Martínez y Carla Branchini comparten Alvy Singer Big Band.

En tanto, Mel Muñiz y Rosario Baeza participan de Marlyland Sisters, mientras que Nati Gavazzo tocó varios años en El Melancólico Robinson y su Orquesta de Señoritas.

En el seno de Las Taradas conviven bolero, swing y cha cha cha, pasando por canzonetas napolitanas, cumbia colombiana y rancheras mexicanas, de la mano de canciones firmadas por Johnny Cash, Mina Mazzini y Agustín Lara, hasta Elvis Presley, Los Machucambos y Carmen Miranda, entre más.

Sobre el boom de Las Taradas, la guitarrista Lucy Patané, que también integra la banda de Diego Frenkel, dialogó con Télam:

-¿Cómo nació el grupo?

-La banda nace desde el nombre, porque con Paula estábamos viendo un video de las Bosswell Sisters, una banda vocal de mujeres de los 40 y dijimos “cómo nos gustaría tener una banda con unas taradas así”, por eso arrancamos como un juego y lo que hicimos fue hacer un “dream team” con nuestras amigas, que además eran buenas músicas.

A diferencia de otros grupos femeninos que hay hoy en día que van más a lo vocal y teatral, nosotras encaramos en vivo lo que sale en el momento.

-¿Por qué decidieron tener ese sonido?

-La decisión siempre fue que sea acústico. Por eso a la clarinetista y la contrabajista fueron a las primeras que llamamos, luego llegó la percusionista y la ultima que se incorporó fue la violinista a la que vimos con Paula tocando en una banda y pensamos “vení a tocar acá”.

-¿Y cómo eligieron el repertorio?

-El repertorio del disco, como el de los shows se eligió de la misma manera, hacemos boleros, baladas, hacemos temas lados B de temas muy hiteros de los 30, 40 y 50. Y ahora estamos viendo si entramos nosotras en la composición, además de revisar el folclore argentino y Latinoamericano.

-¿De dónde sacaron algunas de esas canciones?

-La música esta toda en Internet, Youtube fue de gran ayuda, así que de ahí fuimos escuchando, lo más viejo es de la época del 30 con grupos de mujeres o mixtos estadounidenses, de tres voces armonizadas con intervalos muy cercanos y que quedan como una misma voz.

-¿Sirvió el formato acústico?

-Más allá de que tocamos en lugares como Niceto, que sí o sí tenés que enchufar, tocamos en lugares más pequeños donde no amplificamos y la gente lo entiende, se calla y escucha atentamente. Para nosotras es un ejercicio, así grabamos y Pablo Díaz nos ayudó con la mezcla. Grabamos sin auriculares porque empezás a perder la propia dinámica. Y así fue. Y estoy re-contenta con el resultado.

-¿Esperaban semejante repercusión?

-No, para nosotros era un divertimento y terminó superando a los demás proyectos. Empezamos con pocos shows y de repente había que postergar conciertos de nuestros proyectos paralelos, para concentrarnos en shows de Las Taradas. De todas nuestras bandas es la que más gente lleva, la que gira más, le gusta a alguien de 15 a 70 años y entra más rápido que otras bandas. Y nosotros seguimos, porque nos divertimos mucho.

-¿Por qué decidieron trabajar en forma independiente?

-Nunca buscamos a nadie que nos financiara, yo trabajo mucho así, en base al ahorro. El disco de las Taradas lo financiamos con los shows.

Por eso ahora estamos trabajando en la idea de hacer un DVD con una amiga, Julia Lombardo, que hace videos muy lindos y que viene registrando nuestros shows.
etiquetas