06/02/2013 LONDRES

Grupos europeos firmaron una convocatoria al dilogo por Malvinas

Destacadas personalidades de la política y la cultura de diferentes países de Europa, que se reunieron en Londres con el canciller Héctor Timerman, firmaron un documento en el que realizan "un llamado al gobierno del Reino Unido para reanudar las conversaciones con Argentina".

Por Enviado especial

“Estos dos países democráticos tienen una larga tradición de amistad y mutua cooperación, y este año coinciden como miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU)”, se destacó en el texto.

Los 42 presentes en el encuentro de los 18 Grupos Europeos Pro Diálogo por la Cuestión Malvinas, que se realiza entre hoy y mañana en Londres, firmaron un documento donde realizan "un llamado al gobierno del Reino Unido para reanudar las conversaciones con Argentina".

Consideraron que “solo por medio del diálogo podrán demostrar al mundo su vocación por la paz y el respeto por el derecho internacional”.

El documento fue presentado por el titular del grupo, el escritor británico Richard Gott, ex corresponsal de prensa sobre temas de América Latina para el diario The Guardian, en el marco de las discusiones que se realizan en la residencia de la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro.

En su primer párrafo, se recordó que la controversia comenzó cuando “Gran Bretaña usurpó a Argentina” las Malvinas en 1833 y señala que la ONU votó una resolución en 1965 que insta a ambos países “a encontrar una solución pacífica”.

Explicaron que desde ese año hasta 1982 tuvieron lugar negociaciones en las que “se analizaron distintas opciones, incluyendo la posible transferencia de las islas, la administración conjunta y el retroarriendo”.

En ese marco, señalaron que la guerra “tuvo lugar cuando Argentina estaba gobernada por una dictadura militar que persiguió, torturó e hizo desaparecer a 30.000 de sus ciudadanos” y que el país, a través de la reforma constitucional de 1994, “se comprometió a resolver la disputa de soberanía de forma pacífica”.

El documento manifestó que “Argentina no constituye una amenaza para el Reino Unido o las Islas Malvinas” y destacó que “todo sugiere que valdría la pena reestablecer el diálogo que existía antes de 1982”.

“Este llamado al diálogo es apoyado por toda la comunidad internacional y, en particular, por América Latina, que se opone a lo que considera la persistencia de un enclave colonial en la región”, añadió.

El texto, que fue dado a conocer además por la Cancillería, también criticó las “actividades unilaterales en el área de disputa” que realiza el Reino Unido como la exploración y explotación de recursos naturales y la militarización.

“América Latina es una zona de paz y la escalada militar británica es motivo de preocupación en todos los países de la región”, concluyeron.

En ese sentido, lamentaron que el Reino Unido se niegue a dialogar sobre la cuestión, a pesar de que "este llamado al diálogo ha sido apoyado reiteradamente por toda la comunidad internacional".

Asimismo, se resaltó la posición de América Latina que, recordaron, "se ha opuesto a lo que considera la persistencia de un enclave colonial en la región y aboga por la pronta reanudación de las negociaciones".

Allí acudieron periodistas, abogados y académicos de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rumania y Suecia, que apoyan la postura argentina en el conflicto.

Entre estos representantes se destacan los nombres de Jeremy Corbyn y Richard Gott, por el grupo británico; la jurista internacional Sophie Thonon, por Francia; el senador de Irlanda Terry Leyden y Theo Van Boven, de los Países Bajos.