18/01/2013 ARGELIA

El ejrcito liber a cien rehenes extranjeros pero se ignora la suerte de los cautivos argelinos

Aún quedan 32 extranjeros retenidos, mientras los captores ofrecieron poner en libertad a dos rehenes estadounidenses a cambio de dos integristas presos en Estados Unidos. Incertidumbre por los 537 argelinos secuestrados.

Tropas de Argelia liberaron hoy a un centenar de rehenes extranjeros y a un número no determinado de argelinos en un vasto complejo gasífero tomado por islamistas radicales en una zona desértica del sureste del país, informó la agencia de noticias estatal argelina.



En el tercer día de la toma de rehenes, la agencia APS, que citó a fuentes de seguridad, dijo que las fuerzas militares mataron a 18 extremistas y rescataron a cien de los 132 rehenes extranjeros.

Sin embargo, la agencia estatal no precisó que había sucedido con los 573 argelinos que también fueron secuestrados.

Concretamente, se ignora si están con vida, fueron liberados total o parcialmente o bien murieron, mientras continúan las operaciones de los militares argelinos.

Después de la liberación del centenar de rehenes extranjeros, el grupo islamista ofreció poner en libertad a dos rehenes estadounidenses a cambio de dos conocidos integristas presos en Estados Unidos.

Según dijeron fuentes de los secuestradores a la agencia privada mauritana ANI -canal de comunicación con el que están en contacto desde el primer momento-, el jefe del grupo secuestrador, Mojtar Belmojtar, añadió esta oferta a las exigencias ya conocidas de parar la ofensiva militar sobre el norte de Mali.

Los presos islamistas cuya liberación exigen ahora los captores son el egipcio Omar Abderrahmán, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos en 1995 por su relación con un plan para volar las Torres Gemelas, y la paquistaní Afiya Sadiq.

Con respecto a sus exigencias sobre Mali, Belmojtar dijo que quiere "abrir negociaciones" con Estados Unidos y Francia sobre la ofensiva militar en el país africano.

Solución pacífica

La agencia APS indicó que las tropas argelinas tomaron el control de las dependencias donde viven los trabajadores de la planta de gas natural de In Amnes, ubicada en un lugar deshabitado en pleno desierto del Sáhara, 1.300 kilómetros al sur de Argel.

El despacho agregó que las fuerzas especiales argelinas intentaban iniciar negociaciones con los islamistas para lograr una "solución pacífica" antes de volver a intervenir, pero no hizo mención al canje propuesto por los raptores.

El gobierno argelino dio muy poca información aunque se sabe -a través de los medios estatales y de varios gobiernos extranjeros- que al menos seis empleados de la fábrica -y quizás muchos más- murieron dentro del complejo.

Entre los rehenes había, antes de los primeros rescates, ciudadanos de Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Noruega, Rumania, Malasia, Filipinas, Japón y Argelia. Ayer, rehenes de Irlanda y Noruega lograron escapar de su cautiverio.