06/01/2013 OBRA PBLICA

El Ministerio de Planificacin destac las obras de infraestructura realizadas desde 2003

Desde 2003, el Gobierno realizó una fuerte inversión en obras de infraestructura que permitió construir 1.300 kilómetros, pavimentar otros 4.100 de rutas y cubrir con obras la totalidad de la red vial nacional pavimentada, informó el Ministerio.

 "En 2003 la red nacional de autopistas y autovías no superaba los 1.000 kilómetros de extensión, pero desde entonces el Gobierno inició un plan de inversiones que permitió finalizar 1.300 kilómetros más de autopistas y autovías, es decir, se produjo un crecimiento del 130% de la red", destacó Planificación en un comunicado.

El Ministerio agregó al respecto que "esos datos demuestran que son falsas las apreciaciones del diario La Nación sobre un supuesto colapso de la infraestructura vial en la Argentina, insistiendo con proyectos que carecen de rigurosidad técnica".

"El Gobierno emprendió obras prometidas por numerosas gestiones anteriores que nunca se llevaban a cabo, como la Autopista Rosario-Córdoba, anunciado hace 40 años, retomado en la presidencia de Néstor Kirchner e inaugurada en la primera gestión de Cristina Fernández", mencionó el comunicado.

La cartera encabezada por Julio De Vido también destacó "la Autovía Ruta Nacional 14 que está a punto de finalizarse para completar su trayecto desde Ceibas a Paso de Los Libres" y señaló que "se realizaron inversiones en obras de pavimentación de rutas nacionales de tierra y ripio, avanzando en la integración y conectividad de las regiones más postergadas del país".

"Desde 2003 se pavimentó más de 4.100 kilómetros de rutas nacionales, es decir el 40% de la red vial nacional no pavimentada, con obras como la de la Ruta Nacional Nº40, el Paso de Jama, el Corredor de Capricornio o la Ruta Nacional 23 en Río Negro", detalló la gacetilla.

Agregó que "además se llevó la cobertura de obras de mantenimiento a la totalidad de la red vial pavimentada, cuando en 2003 sólo se alcanzaba a cubrir la mitad de la misma".

"Esas inversiones son una muestra concreta de que para la gestión de la Presidenta la obra pública y las obras viales no son un gasto, sino una inversión que permite unir el país, apoyar la producción y comunicar a toda nuestra gente", concluyó.