Logo Telam

Economía

23.11.2012 12:00

"La demanda de energía creció 41 por ciento entre 2003 y 2011", aseguró Kicillof

Axel Kicillof sostuvo que "el modelo tiene el eje puesto en la producción industrial y estamos reindustrializando el país, y uno de esos frutos es una demanda creciente y casi explosiva de energía".

"La demanda de energía creció 41 por ciento entre 2003 y 2011", aseguró Kicillof

"Esto se expresa en que la demanda se expandió un 41 por ciento entre el 2003 y el 2011, casi un 50 por ciento más que en la fase neoliberal, lo que representa un esfuerzo enorme en materia de inversión", destacó el viceministro de Economía en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda junto con el titular de la cartera de Planificación, Julio De Vido.

El viceministro de Economía sostuvo hoy que "se expandió la red de transporte de energía 7.000 megavatios adicionales, y el tendido de la incorporación en la red de alta tensión ve un aumento del 42 por ciento respecto del 2003".

"Estamos hablando de infraestructura, con 4.700 kilómetros de distribución y un crecimiento también de los usuarios abastecidos en un 25 por ciento más", destacó.

El viceministro de Economía aseguró que entre los años 2003 y 2011 la Argentina verificó un crecimiento "inédito" en materia de generación energética, que requirió de una fuerte participación del Estado en la inversión de Infraestructura.

Explicó que la demanda de energía eléctrica creció 41% entre los años 2003 y 2011, que "fue respondida con políticas públicas que permitieron un crecimiento de 7.000 megavatios de potencia instalada en ocho años", lo que "significa un crecimiento inédito de 30% de la capacidad eléctrica argentina".

"Visto desde las necesidades sociales", lograr el crecimiento de la capacidad "requiere una enorme intervención del Estado" que en este caso se refleja en que el 65% de las inversiones en esta materia provienen de fondos estatales, indicó.

El viceministro de Economía sostuvo que "estamos generando un marco donde el sector privado se va a poder desarrollar con más ímpetu, porque vamos a crear una base para los próximos 20 años de crecimiento que esperamos para la Argentina".

"También vamos a avanzar con el marco regulatorio", dijo Kicillof, al remarcar que "venimos de uno que permitía el saqueo del sector y no estaba puesto al servicio de los argentinos".

El viceministro de Economía remarcó que las tarifas subsidiadas de luz y gas "también son una política salarial", porque permiten que el consumidor tenga "más recursos para destinar al consumo".

Además, remarcó que "cuando se habla de los impuestos que paga el trabajador (en referencia a Ganancias), también hablemos de los beneficios que percibe cuando paga los impuestos".

Según explicó el viceministro, una familia en el área metropolitana (AMBA) paga tarifas de luz y gas equivalentes al 0,5% de su salario, mientras que en Córdoba el porcentaje sube a 4%, en Chile al 3%, en Brasil al 6% y en Uruguay al 12%.