Logo Telam

Deportes

11.08.2012 11:34

Sebastián Crismanich "hace la diferencia con la cabeza", afirmó su entrenador

Gabriel Taraburelli, entrenador de Sebastián Crismanich, quien anoche obtuvo la medalla de oro en taekwondo, remarcó que la diferencia que el correntino establece sobre sus rivales "la hace con la cabeza".

Sebastián Crismanich "hace la diferencia con la cabeza", afirmó su entrenador

"Tiene buena técnica y mucha entrega, pero la diferencia Seba (Crismanich) la hace con la cabeza", resaltó el técnico.

El argentino se adjudicó la primera medalla dorada de la delegación albiceleste en Londres, tras vencer en la final al español Nicolás García Hemme, por 1-0.

"Es un atleta completo. Tiene garra, mucho corazón, mucha humildad. Pero lo fundamental es su inteligencia, su cabeza para empezar a dominar a los rivales", le dijo a Télam el entrenador del correntino.

Taraburelli fue el primer representante argentino del taekwondo en distintas versiones de Juegos Olímpicos.

Así, en Sydney 2000, ocupó la cuarta colocación y quedó muy cerca de obtener una medalla.

"Las cosas hace un par de años eran más a pulmón. Por suerte, ahora tenemos que preocuparnos solamente por competir y enfocarnos en la preparación", sostuvo Taraburelli, elogiando la gestión del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) y de la Secretaría de Deporte de la Nación.

"Mejoró todo con la llegada del ENARD. Podemos participar de las competencias que son fundamentales y nos fogueamos al nivel del resto", expresó Taraburelli, a quien la vida lo puso a prueba aquel fatídico 30 de diciembre de 2004, cuando asistió a un recital de Callejeros en Cromagnon y terminó siendo involuntario protagonista de una tragedia.

"Con Sebastián (Crismanich) estuvimos dos meses en México (San Luis Potosí), en Holanda, en el CENARD. Después volvimos a México. Hicimos una preparación a conciencia", justificó.

A la hora de revelar los planes de pelea, Taraburelli resaltó: "Tratamos de hacer varios combates previos para sentirnos cómodos y seguros".

"

No debíamos pensar mucho en los antecedentes de los demás,

porque la mayoría eran campeones olímpicos o medallistas mundiales.

Pero con nuestras armas y con las de Seba, por supuesto, confiábamos", agregó.

Taraburelli no duda en calificar al correntino Crismanich, de apenas 25 años, como el taekwondista "que marca tendencia" en la Argentina.

"Hoy por hoy es el único medallista olímpico que tiene el taekwondo nacional. Es el mejor de todos y lo demuestra", sostuvo.