Logo Telam

Economía

08.08.2012 16:33

El ministro de Economía resaltó la importancia de recuperar soberanía para imprimir billetes

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, afirmó que el objetivo central de la  intervención de la ex Ciccone Calcográfica será recuperar la soberanía del Estado a través de la provisión total de billetes requeridos por el Banco Central.

El ministro de Economía resaltó la importancia de recuperar soberanía para imprimir billetes

"Si bien la producción de billetes es potestad del Estado desde el 16 de abril de este año, con esta medida impulsada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner estaremos recuperando la titularidad de los equipos, que es central y estratégico para abastecer totalmente la demanda local", indicó Lorenzino durante una conferencia de prensa brindada junto con la titular de la Casa de Moneda, Katya Daura.

 

Lorenzino y Daura fueron designados interventor y subinterventora, respectivamente, de la Compañía de Valores Sudamericana mediante el decreto de necesidad y urgencia 1338/12.

 

Adicionalmente, el Poder Ejecutivo envió al Congreso Nacional un proyecto de ley para declarar a la empresa de utilidad pública, sujeta a expropiación.

 

"La fuente laboral a todos los trabajadores está garantizada, como así también todos sus derechos laborales, decisión que ya le comunicamos a los cinco delegados gremiales de la empresa", explicó Lorenzino.

 

El funcionario remarcó que durante la visita que realizó ayer a la empresa, para hacerse cargo de la intervención, comunicó la "idea de transferir el patrimonio a la Casa de Moneda, reforzando y mejorando los procesos productivos, tanto en pliegos semielaborados como en la elaboración de nuevos productos".

 

"Hemos dado el primer paso en esto de reasumir las facultades del Estado soberanamente, terminando así con un plan sistemático que no tuvo otro objetivo que desguazar la Casa de Moneda", señaló.

 

En tal sentido, hizo hincapié en la recuperación de la Casa de Moneda, que pasó de imprimir "400 millones de billetes en 2010, a 650 millones el año pasado, con una estimación para el 2012 de 800 millones de billetes".

 

"Creemos que la utilidad pública sujeta a expropiación de la empresa será un rápido trámite en el Congreso y de hecho ya se han expresado favorablemente algunos dirigentes de la oposición", indicó el jefe de la cartera de Hacienda.

 

Por su parte, Daura detalló el proceso de deterioro generado en la Casa de Moneda a partir de 2001, con la clara intención de "desguazarla".

 

"En el 2001 designaron como gerentes de la Casa de Moneda a dos empleados de la firma Boldt y dos años después, el ex presidente Eduardo Duhalde, eliminó la exclusividad para la impresión de papeles y otros valores de seguridad", afirmó Daura.

 

El proceso de desguace tuvo un nuevo capítulo con la intervención del ex presidente del Banco Central Martín Redrado, quien "desmanteló sistemáticamente las líneas de producción", acotó Daura.

 

"Es importante recordar que la Casa de Moneda ha impreso billetes para otros países y esperamos volver a realizarlo una vez que cumplamos con el objetivo de la Presidenta, en cuanto a la puesta en valor y recuperación de equipos", señaló la funcionaria.

 

Daura destacó que en esta etapa se han recuperado productos de "gráfica de seguridad, como pasaportes, títulos de automotor, diplomas universitarios, estampillas de AFIP, cheques cancelatorios y entradas a parques nacionales".

 

En cuanto a los niveles de eficiencia, recordó que la Casa de Moneda "es la única empresa del Estado con ganancias, terminó el ejercicio 2011 con un superávit de 50 millones de pesos y nunca recibió aportes por parte del Ministerio de Economía".

 

El Gobierno nacional oficializó hoy la intervención transitoria de la Compañía de Valores Sudamericana por un plazo de 60 días.

 

La medida, concretada durante la víspera, se adoptó "con el fin de asegurar la continuidad de las actividades de la empresa y la preservación de sus activos y de su patrimonio", señala el decreto 1338/2012.

 

La norma lleva la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y de todos los ministros de su Gabinete.

 

Por su parte, el proyecto de ley enviado al Congreso -que comenzará a ser analizado mañana en un plenario de comisiones del Senado- declara a la empresa "de utilidad pública y sujeto a expropiación", con lo que recuperará la capacidad del Estado de acuñar la moneda nacional, que había sido tercerizada en los `90.

 

El proyecto de ley precisa que "el precio de los bienes sujetos a expropiación se determinará conforme lo previsto en el artículo 10 y concordantes de la Ley Nº 21.499", para lo que actuará el Tribunal de Tasaciones de la Nación" y que "la suma que eventualmente deba abonarse será pagada -hasta el monto correspondiente si excediera el de la tasación-, con la deuda que Compañía de Valores Sudamericana registre ante la AFIP".