Imágen logo de Télam

Accesible

Versión sólo texto

05/08/2013

> Nota

persecución20:30 horas

Dos policías baleados tras un tiroteo con delincuentes en Tigre

Dos policías fueron baleados en el rostro y en la espalda al tirotearse con dos delincuentes que les robaron un patrullero del Centro de Operaciones de Tigre (COT), aunque finalmente terminaron detenidos tras una persecución.

os policías resultaron hoy gravemente heridos tras ser atacados a tiros en la localidad bonaerense de General Pacheco por dos delincuentes que les robaron un patrullero del Centro de Operaciones de Tigre (COT) y en medio de una persecución sustrajeron otros dos vehículos.
 
Fuentes policiales informaron a Télam que por el raid fueron detenidos dos sospechosos, uno de ellos herido, que se habían evadido de distintas cárceles provinciales.
 
En tanto, uno de los efectivos baleados permanecía esta noche internado en el Hospital Churruca de la Capital Federal en estado delicado.
 
Según las fuentes, el hecho se inició esta tarde, cuando un Ford Fiesta se detuvo por un desperfecto mecánico sobre el puente de la Ruta 197 (avenida Hipólito Yrigoyen) y avenida Nordelta, que cruza los predios de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el de Radio Nacional en General Pacheco, partido de Tigre.
 
Esta situación fue advertida por los operadores de las cámaras municipales que enviaron un móvil del COT al lugar.
Las fuentes indicaron que, como es habitual, este móvil -una camioneta Volkswagen Amarok- llegó con un policía retirado desarmado de chofer y un efectivo en actividad armado de acompañante.
 
El conductor bajó y colocó conos para desviar el tránsito y evitar un accidente sobre el puente, mientras que el policía dialogó con los dos ocupantes del Ford Fiesta que le explicaron que tenían un desperfecto en el tren delantero y que no iban a poder empujar el auto.
 
Según las fuentes, el policía pidió una grúa para remolcar el vehículo pero también alcanzó a ver dentro del Ford Fiesta el cañón de una escopeta, por lo que disimuladamente le avisó a su compañero y pidió apoyo al comando.
 
Los voceros explicaron que ni bien vieron acercarse a un segundo móvil del COT, los dos delincuentes se dieron cuenta de que habían sido descubiertos, extrajeron armas y dispararon contra los dos hombres que llegaron a asistirlos en el primer móvil del COT.
 
Un jefe policial explicó a Télam que "el policía recibió dos balazos, uno en una pierna y otro en la espalda que dio en la columna", y que, además, terminó cayendo desde el puente, de unos 12 metros de altura.
 
La misma fuente señaló que se cree que este efectivo, identificado como el teniente primero Jorge Omar de la Iglesia (50), de la comisaría 5ta. de El Talar, cayó al vacío por la fuerza de los impactos de los tiros.
 
Mientras que el chofer del móvil, el teniente retirado Miguel Benítez, también de unos 50 años, recibió tres balazos en el rostro y cayó malherido sobre la Ruta 197.
 
"Lo quisieron rematar en el piso pero se quedaron sin balas", explicó el pesquisa consultado, que precisó que los delincuentes tiraron con dos pistolas cada uno.
 
El vocero indicó que los asaltantes también se tirotearon con una policía integrante de la Policía Buenos Aires 2 que llegó en el segundo móvil del COT y alcanzó a herir a uno de ellos antes de que huyeran del lugar.
 
Para escapar, los delincuentes utilizaron el móvil del COT de los efectivos baleados, por lo que se inició una persecución.
Sin embargo, a las diez cuadras, los asaltantes chocaron el patrullero y lo abandonaron, tras lo cual se apoderaron de otro auto que pasaba por el lugar pero el dueño del mismo activó la alarma cortacorriente y el vehículo se detuvo.
 
Por último, los delincuentes robaron un Renault 4 para continuar la fuga pero a esas alturas se vieron cercados por policías de la Jefatura Distrital Tigre que habían montado un operativo cerrojo en Ruta 197 y calle Liniers, a metros de la sede central del COT.
 
Según las fuentes, los efectivos detuvieron a los dos ocupantes del vehículo, uno herido de bala en una pierna, y secuestraron cuatro pistolas 9 milímetros y una pistola ametralladora PAM 2.
 
Los sospechosos fueron identificados por la Policía como Fabián Martínez (30), evadido hace seis meses de la Unidad Penal 9 de Neuquén; y el herido Sergio Molina (42), quien había huido de la cárcel entrerriana de Gualeguaychú. 
 
El detenido baleado recibió asistencia médica y luego fue alojado junto al otro apresado en sede policial, donde quedaron a disposición del fiscal Marcelo Lloret de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de General Pacheco.
 
Los pesquisas creen que los dos acusados, domiciliados en San Fernando, regresaban de cometer un ilícito en otra zona ya que en el baúl de Ford Fiesta -que no tenía pedido de secuestro- se secuestraron varios electrodomésticos presuntamente robados.
 
Por su parte, Benítez permanecía esta noche internado en el Hospital de General Pacheco y, si bien sufrió heridas graves, se encontraba en mejor estado que De la Iglesia, quien era intervenido quirúrgicamente en el Churruca.